Pista fue uno de los proyectos más grandes que he hecho. Consistió en recuperar un espacio abandonado en la Colonia Roma y reconstruirlo-adaptarlo para convertirlo en un espacio que parte del cuerpo para compartir y ampliar el campo de la danza, lo coreográfico y las creaciones interdisciplinarias en México.

Pista es hacer comunidad entorno a un espacio de creación artística y clases abiertas a todxs.

Pista es un lugar para compartir la potencia del baile. Un lugar para los que bailan y para quienes creen que tienen dos pies izquierdos.

En una acumulación de desacuerdos con el dueño del predio tuvimos que suspender actividades y estamos hábidas de encontrar un nuevo espacio para tanta vida.

Esto no se acaba, sigue, aguanta, se construye.