• Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
  • Barbara Wagner
Previous Next

Pensar lo común desde el lugar menos común.

Propongo al espectador presenciar un dialogo poco convencional entre un cuerpo y objetos cotidianos.

Sin casa es una pieza de danza preformática que pone en juego al error y al accidente versus la representación. La estructura coreográfica de la pieza es móvil y se vale del error antes que del acierto, estableciendo una relación directa con lo que se cae, con lo que no funciona, con la búsqueda de la pérdida de control.

Entonces… un día me pregunté: ¿Para que sirve una silla? ¿En que lugar se ubica el cuerpo con respecto a ella? ¿Qué sucede si una silla tiene la cualidad de ser un barco, un caparazón o un casco al mismo tiempo? ¿Qué sucede si lo cotidiano se vuelve extraño y viceversa?. Tan extraño cómo valorar más el error que el acierto, una silla pasa de ser un objeto de reposo o descanso a ser un objeto que impulse al cuerpo a ir a la acción. Un casco que te protege te lleva a la destrucción y un estabilizador al desequilibrio.

Qué haces si te quedas sin casa y todas las casas que están a tu alrededor dejan de existir?
Cuando pierdes algo, el cambio se genera automáticamente. El espacio vacío se vuelve a llenar y el sentido tiene la posibilidad de modificarse, tal vez sea  la posibilidad, tal vez la urgente necesidad.
“Nuestra vida depende del error, nuestro amor. Dependemos de todo lo posible, del error. Debemos amar el error más allá de sólo venerarlo, hablarlo, besarlo, votarlo; debemos morir persiguiéndole infatigablemente desde dentro. La razón tiembla,  la imaginación es la condición de la existencia, pues es imposible resolver a ciencia cierta el misterio de la vida y no seremos tan vanidosos para pretender hacerlo hoy y aquí; cuanto más profundamente se mira, más se desvanecen las categorías. Penetrar con la mirada es abismarse en el valor de la falta de significado.”
Me encontré con este texto en las páginas de una novela de Javier Lomeli, extraje oraciones, me apropié de sus palabras y construí la versión que acabas de leer. Después, aparecieron imágenes de tsunamis y catástrofes, Edwin Wurn, Paul Virilio, Gaston Bachelard, Fischli &Weiss, sueños extraños, mi abuela, encuentro y entrega al accidente, claustrofobia, moretón en el ojo, amor al error.                                                 
Sí gracias, estoy equivocada.
Dirección / Idea / Interprete Bárbara Foulkes
Co-dirección Adriana Riquer
Sonido Joel Argüelles

Esta obra se realizó gracias al apoyo del Fonca y el Programa de Residencias Artísticas de Iberoamérica y Haití en México. 2012.